© 2020 | Federico Nov

|

Buenos Aires

|

Argentina

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

Maru Serra y el Boudoir

Actualizado: 6 de jun de 2019

Maru nos recibe con una amplia sonrisa y un adorable acento valenciano. En unos minutos iniciará el Workshop de Buenos Aires en la hermosa "Casa Corrientes". Una locación perfecta para este estilo de fotografía.


La primera impresión es muy positiva. Es indudablemente una mujer llena de energía que contagia su pasión a través de palabras y acciones.


Lo que Maru destaca en su charla y en la práctica no son los conceptos técnicos. A ella sobre todo le importa comunicar la filosofía que está detrás de sus fotos.

Nos cuenta orgullosa que la mayoría de sus clientes son mujeres que jamás han modelado. Son personas que como todos enfrentan sus inseguridades, sus preocupaciones. Puede que sean tímidas o le cueste estar en frente de la cámara; un dispositivo que se interpone entre el retratado y el fotógrafo, complicando la comunicación.


En muchos casos ignoran su belleza.


Es ahí que entra en juego la filosofía de Maru. Para ella los fotógrafos necesitan ser un poco psicólogos. Deben anular las barreras que impiden una conexión fluida y lograr así retratar el alma de las personas.


Maru habla de sentimientos. Habla de la satisfacción de ver felices a las personas que descubren su belleza a través de los pixeles de las fotografías.

Claro que puede sonar algo "naive" hablar de sentimientos en un mundo más interesado en los negocios que en los seres humanos.


Pero es lo que sienten los que trabajan con pasión y amor.

Idealistas que no están dispuestos a ver la fotografía solo como transacción económica. No es que estén en contra de la ganancia, claro, pero mantienen una visión romántica que les permite diferenciarse del montón.


Maru desnuda el alma más que el cuerpo, y lo hace sin secretos. Emplea mucha luz natural, cuida sumamente los detalles, las poses, las expresiones.

Una foto creada por Maru en el Workshop de Buenos Aires



Maru acomoda los elementos, guía la modelo, dispara y, mostrando en la pantalla la imagen ya perfecta, nos dice:


"¿Ven? ¡Es muy simple!".

Pero los que estamos en el oficio sabemos que para que las fotos sean "tan simples de hacer" se necesitan años de experiencia.


Y Maru los tiene! Casi 40 años.


Esa experiencia le permite saber de antemano qué toma lograr. Llegar a una locación nueva y resolver todo en pocos minutos. Poner cómoda a la modelo, dirigirla a la perfección, notar cada detalle que la aleje aún un poquito de esa toma perfecta que ella busca.

Otra foto tomada por Maru en el Workshop de Buenos Aires


La experiencia la acumuló en muchos años de eventos, entre bodas y comuniones, pero los ojos los educó con las obras del Louvre y del Museo del Prado.


Hoy quisiera dedicarse sólo al boudoir.

Si han leído mis otras notas deben ya estar notando un patrón que se repite: Mucha experiencia, ojo educado.


Y los equipos??? Luz natural y un 50 mm 1.8


Simple, ¿no es cierto?



Proximo WS: Ciudad de Buenos Aires - 13 de Junio.

Organización: Gaby Kipreos



Las Redes de Maru Serra: Facebook / Instagram



¡Muchas gracias Maru. Hasta pronto!



En la foto Maru está acompañada por su gran amiga Carmen Martín Cabrero (a su izquierda). A su derecha está Gaby Kipreos, organizadora del WS.







266 vistas